En Chile siempre se ha disfrutado del buen comer, cada episodio de nuestra historia se escribe con sabores de ingredientes puros, bien trabajados e inmensamente variados. Parte de esa importante historia de sabores se escribe en las Fuentes de Soda, negocios del barrio donde la gente es atendida con amabilidad y donde conversar codo en barra es casi una institución.

La Fuente Chilena es para sus fieles parroquianos una Fuente de Soda con todas sus letras, un lugar para juntarse con los amigos, un sitio donde hablar de negocios, de fútbol, de la familia o de lo que uno quiera, donde todos sin distingo tenemos cabida, un espacio donde comer es un agrado y donde se encuentran los más espectaculares Sándwich Chilenos.